No solo Modelismo Naval. La Historia tambien cuenta

Bienvenido a mi blog.
Aqui comentaré los trabajos de MN que efectúe de ahora en adelante y sobre los modelos que he construido anteriormente.

La Historia del mar y la navegación, tienen aquí su espacio.

Puedes opinar sobre lo que encuentres en este blog, sobre los modelos y los articulos que se publiquen.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

El forro de Cobre de la obra viva.

Es una técnica que requiere un cierto grado de habilidad acompañado de paciencia y ganas de buen hacer.

Existen varias formas de acometer ésta tarea:

Uno: Comprar las plaquitas en la tienda y colocarlas directamente en el casco.

Segundo: Confeccionar las placas a partir de cinta de cobre autoadhesiva.

Tercero: Hacerlo a partir de una plancha de cobre de 0.4 mm. de espesor.

Concretamente este trabajo va dedicado a describir la última de las enumeradas. Partiremos de una plancha de cobre, y desarrollaremos completamente hasta el acabado del casco.

Cortar la placa de cobre.


         Material necesario para realizar la técnica de corte

1.- Plancha de cobre de 0.4 mm de espesor, se puede comprar en cintas de 40 cm de ancho, eligiendo el largo que necesitemos, aconsejable en planchas de unos 30 cm de largo, es una medida cómoda para trabajarla.

2.- Una regla metálica de algo mas de 30 cm y un cartabón de unos 10 a 15 cm. La regla metálica nos permite trazar una recta perfecta sin peligro de desvío, las reglas de madera no sirven. El cartabón servirá para doblar por el corte.

3.- Un cúter de hoja sólida, muy rígida. Las hojas de corte que alabean no son recomendables, ese vaivén que tienen puede ser el causante de desvíos en el corte, aparte de que pueden patinar y ser mas peligrosos.

4.- Dos pinzas o sargentas fuertes. Sirven para sujetar con firmeza regla y placa de cobre.

5.- Calibre, a ser posible digital. La precisión es la base para la homogeneidad del las medidas.

6.- Un soporte sobre el que haremos el trabajo. Debe ser una base suficientemente firme, una plataforma sobre la que trabajar con seguridad. Debe tener libre los lados para poder aplicar las pinzas/sargentas.


Paso Uno:

Sobre la plataforma (Así la llamaremos a partir de ahora) colocaremos la plancha de cobre y sobre ella la regla, con el calibre, seleccionada la medida que hemos elegido, fijamos el calibre en dicha medida para las sucesivas tareas.
Se hará la medición a derecha e izquierda, sujetando la regla encima del cobre con las sargentas, cuando tengamos la medida perfectamente delimitada en cada lado. Una vez fija la regla se hace una última comprobación con el calibre en todo el recorrido.


Paso dos:


Con el cúter hacemos una pasada de corte con suavidad, debe hacerse con cierta lentitud para que la marca de corte sea muy fiel a la regla.



A continuación haremos una segunda pasada en la que emplearemos algo mas de intensidad o fuerza durante el trazado, tampoco mucha intensidad, todavía podemos errar en el corte.





La tercera pasada nos indicará la necesidad de una cuarta o no, hay que emplear también cierta intensidad, si la tira de cobre se va levantando al paso del cutre quiere decir que el corte está siendo perfecto y no se precisa una cuata pasada. Si no ocurriese tal como se describe, haremos una cuarta pasada, en la que, ahora sí, la tira se levantará a buen seguro.

Paso tres:


Con el cartabón doblaremos hacia arriba toda la tira hasta ponerla casi vertical.


A continuación con los dedos, ir batiendo arriba y abajo hasta que la tira se desprenda prácticamente sola del resto de la lámina.



Se observará que el corte es francamente limpio y salvo por alguna casualidad quedase alguna imperfección se soluciona con una pasada de lija o lima






Ya tenemos todas las tiras cortadas.
Publicar un comentario