No solo Modelismo Naval. La Historia tambien cuenta

Bienvenido a mi blog.
Aqui comentaré los trabajos de MN que efectúe de ahora en adelante y sobre los modelos que he construido anteriormente.

La Historia del mar y la navegación, tienen aquí su espacio.

Puedes opinar sobre lo que encuentres en este blog, sobre los modelos y los articulos que se publiquen.

miércoles, 26 de junio de 2013

La Niña: Algo de Historia



         La nave más pequeña, de las tres que empleó Colón en el primer viaje a las Indias, demostró ser la mas robusta, puesto que hay datos que confirman su existencia hasta 1508. 
Hagamos algo de historia.
El Concepto de Carabela es originario de los astilleros de Portugal, los maestros artesanos portugueses crearon este tipo de embarcación de características muy marineras, y que, rápidamente se extendió a los reinos circundantes, por sus cualidades de versatilidad, ya que era útil en el transporte de mercancías, en la pesca y como nave militar. Como sus capacidades eran muy variadas, fue una embarcación muy empleada durante los Siglos XV y XVI.
Se describe la Carabela como una nave de  de un sola cubierta de eslora entre 20 y 30 metros, con alcázar de pequeño tamaño, y enarbolando tres o cuatro palos, fijada la jarcia a los costados del buque, y dotados de velas latinas montadas sobre un entena en cada palo.
La Niña y la Pinta fueron elegidas por Cristóbal Colón y Martín Alonso Pinzón, precisamente por sus dotes marineras sobre otros tipos de embarcaciones.
Se construyó la Niña en los arrabales de  Moguer, se estima que entre los años 1487 y 1490, fabricada en madera de Pino y Chaparro (Roble), el nombre original fue Santa Clara, en honor al Convento del mismo nombre que existía en Moguer. En aquellos tiempos las embarcaciones eran mas conocidas por nombres comunes, como en este caso la Niña, siempre basados en algún concepto corriente, la Niña debe éste nombre por pertenecer a la familia de los Niño. Lo mismo ocurrió con la Sta. Mª. Cuyo nombre popular era la Gallega, por haber sido construida en Pontevedra.
Juan Niño se enroló en la nave de su propiedad en el 1º viaje como maestre.
Originalmente la Niña enarbolaba tres palos y velas latinas, de hecho así inició el viaje, al llegar a Canarias se transformó el velamen a aparejo de velas cuadras, con el cual realizó el resto de la travesía, capitaneada por Vicente Yánez Pinzón. Ya en la isla La Española, se le añadió un cuarto palo para realizar el viaje de vuelta, después de hundirse la Nao Sta. Maria, pasando a ser capitaneada por el mismísimo Colón. En este retorno a la Península, sufrió la flota una tormenta  a la altura de las Azores que separó las dos embarcaciones, dirigiéndose una, la Pinta a Bayona y la Niña recaló en Lisboa, desde donde partió rumbo a Palos llegando a dicho puerto el 15 de Marzo de 1493.

Que se sepa la Niña efectuó al menos tres travesías atlánticas, la primera del descubrimiento, formo parte de la flota del segundo viaje, 25 de Septiembre de 1493 partió hacia el nuevo mundo, una vez en  las Indias, realizó viajes de exploración, como capitana, por el Caribe descubriendo Jamaica y explorando la costa sur de Cuba.
Durante este viaje sufrió la carabela los efectos de un ciclón en Haití el Verano de 1495, que hundió todos los barcos amarrados en puerto, pero la Niña se mantuvo a flote, solo tuvo unos desperfectos que fueron reparados para poder volver a la Península, viaje que realizó el 11 de Junio de 1496.
Esa capacidad marinera proporcionó la idea su diseño para construir una carabela nueva en las Indias, a la que se bautizó con el nombre de  carabela Santa Cruz, después  conocida como la India.

Por aquellas fechas la carabela ya era propiedad del reino, estuvo capitaneada por Alonso de Medel, quien realizó diversos viajes comerciales para la corona a la vuelta del 2º viaje. En el transcurso de uno de ellos fue capturada por corsarios, moriscos o franceses hay informaciones contradictorias, la cuestión es que Medel sobornó a los tripulantes con 30 ducados, que eran del Puerto de Sta. Mª, liberando la nave y ayudándole a huir.
Después de reparar algunas averías de la nave y calafateado sus juntas, emprendió un tercer viaje a Haití, travesía que duró 35 días, según las crónicas de entonces el viaje mas rápido de la historia.
Desde ese momento de la Niña no hay datos dignos de fiar, solo un una mención de una carabela llamada Santa Clara y pilotada por Alonso Prieto en 1508, puede hacernos creer que siguió navegando hasta esas fechas, puede que incluso hiciese mas viajes entre el viejo y el nuevo mundo, pero eso ya entra en lo especulativo.


Publicar un comentario