No solo Modelismo Naval. La Historia tambien cuenta

Bienvenido a mi blog.
Aqui comentaré los trabajos de MN que efectúe de ahora en adelante y sobre los modelos que he construido anteriormente.

La Historia del mar y la navegación, tienen aquí su espacio.

Puedes opinar sobre lo que encuentres en este blog, sobre los modelos y los articulos que se publiquen.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Semblanza de un modelista

Un amigo que se ha ido

Es difícil despedirse en la distancia, el tiempo pasado no mitiga esa sensación de pérdida, tanto da que sea mas tarde que temprano. La realidad es que un amigo entrañable se ha ido en la nave que nunca ha de tornar, como decía el poeta.

Nuestro primer contacto ocurrió con motivo de la edición de los 8Sillones en 2007, en el hotel Trafalgar, un sábado de Otoño, había llovido por la noche, y el ambiente era fresco, nos reunimos en una sala del 1º piso, y allí participamos de una reunión agradable, con el único motivo de nuestra afición, el modelismo naval.

A mediodía y ya sentados a la mesa, compartimos un extremo de la misma Antonio Alcaráz, Justo y yo. Hablamos de muchas cosas, hasta contamos algún chiste, Antonio se ponía rojo de las risas, y también hablamos de la salud, por aquel entonces Justo no tenía problemas destacables, lo propio del paso del tiempo, el colesterol, la tensión, el peso, en fin cosas comunes que también compartimos.

Cuando conoces a alguien en esa primera impresión percibes que o te cae mal, o crees que estas ante una buena persona, te das cuenta enseguida que lo es, y Justo lo era, por su aspecto, la forma de hablar, y la parquedad en sus movimientos sabes que estás delante de alguien de carácter tranquilo y apacible.

Unos meses mas adelante tuvo alguna alteración en su salud, y hace ya mas de un año que le visitó una enfermedad de esas que te entregan el pasaje, aunque sin fecha, pero que se intuye cercana.

Justo nos deleitaba en cada reunión con algún detalle de su factura, todos hemos podido recoger alguno, que indudablemente guardamos y usamos, porque todo es útil en nuestro taller. A mi me tocó una vez un trozo de un junquillo de rinconera con una lija pegada en la cara curva, la uso para rebajar los listones redondos para confeccionar palos y vergas de madera, y si me acordaba de él por lo útil que me resulta, ahora creo que la bautizaré como “la lija de Justo”. En una ocasión se presentó en una de las reuniones con el casco de un barco de madera a medio hacer, de muy buen acabado, que lo había comprado por un € en el Rastro, lugar donde acudía con frecuencia, allí compraba todo tipo de cosas que le pudieran ser útiles en el taller, disfrutaba paseando por la Ribera de Curtidores en Domingo, con todo aquel bullicio, y “siempre encuentro algo” decía.

Lástima es la vida, que también se acaba, como todo lo que nos rodea, solo nos queda la memoria de esas personas que han pasado por nuestra vera y nos dejaron algún legado, sencillo, eso sí, pero enorme como ser humano.

Estoy seguro que si existe algún lugar donde va la buena gente, allí estará Justo, nuestro amigo.

Publicar un comentario