No solo Modelismo Naval. La Historia tambien cuenta

Bienvenido a mi blog.
Aqui comentaré los trabajos de MN que efectúe de ahora en adelante y sobre los modelos que he construido anteriormente.

La Historia del mar y la navegación, tienen aquí su espacio.

Puedes opinar sobre lo que encuentres en este blog, sobre los modelos y los articulos que se publiquen.

domingo, 24 de abril de 2011

Fray Diego Deza:





21 de Diciembre de 1504: Carta de Cristóbal Colon a su hijo Diego, en un párrafo expresa lo siguiente “fue causa de que sus Altezas hobiesen las Indias y que yo quedase en Castilla, que ya estaba yo de camino para afuera”. Todo fue debido a F.Diego Deza.

Este insigne religioso fue Prior de Dominicos en S.Esteban de Salamanca, mas tarde ayo y preceptor del príncipe Juan y sucesivamente Obispo de Zamora, Salamanca, Cordoba, y Palencia. Inquisidor General y Arzobispo de Sevilla y Toledo.

Fue el promotor de las conferencias de Salamanca, hospedó a Colon en el convento de que él era prior. Dichas conferencias fueron un éxito para el Almirante, ante una ciencia desconfiada y animo receloso de sabios y clérigos. El padre Deza fue el encargado de comunicar a los RR.CC. el resultado de dicha conferencia a finales de Enero de 1487, al regreso de los reyes de un viaje por Galicia.

D.Celso Garcia de la Riega planteó en su libro lo siguiente: El P.Deza evitó averiguaciones e innecesaria la naturalización de Colón, y para dar tal garantía debió sin duda atender a una razón muy sencilla, cual pudiera ser el conocimiento de los antecedentes de Colón. Conjetura de la Riega de la siguiente forma: En primer lugar establece que el Prior (F.D.Deza) hizo sus primeros estudios en Pontevedra. A favor de esta creencia está el dato de en el Monasterio de Poio figuraba un monje de nombre Fr. Fernando Deza, así como el licenciado Fr. Martin Deza.

F.D.Deza negoció otro tema relevante con los reyes, y fue la garantía de reserva de la naturaleza de Colon, no se hicieron indagaciones sobre sus antecedentes, o simplemente se ocultaron por todos.

Desde ese momento todo cambia para el futuro Almirante, obtiene el afecto de los monarcas, le llaman a su lado en la corte, viaja con la comitiva real, le colman de atenciones y le conceden una pensión.

En otra carta, fechada en 1505 que dirige Colon a su hijo Diego, expresa lo siguiente “Si el Obispo de Palencia (Deza) es venido o viene, dile cuanto me ha placido su prosperidad, y que si yo voy allá, que he de posar con su merced aunque el non quiera, y que hemos de volver al primer amor fraterno y non le podrá negar” la verdad es que da que pensar.

Esta franqueza de padre a hijo, sin pensar que, por oculto que fuese su pasado, ponía al descubierto una relación que estaba planteada como relación primera, por antigua, y fraterna por frecuente y cordial entre camaradas y/o hermanos.(De la Riega)

Está claro que Fray D. Deza conocía de primera mano el verdadero origen del Almirante, muy probablemente su amistad fraterna se remonte a la época de formación en el monasterio de Tuy, con apenas ocho o nueve años de edad. Luego Colon se dedicó a la vida náutica mientras su amigo siguió la carrera eclesiástica, volviéndose a encontrar ya en edad adulta.


Base del monumento a Colón en Madrid, están esculpidas las figuras del mismo Colon y Fray Diego Deza
Publicar un comentario